Consejos para cuidar el piano

Es importante tener en cuenta unas cuantas reglas básicas para que nuestro piano se mantenga en buen estado.

La compra de un piano representa una inversión a largo plazo; el mantenimiento de las condiciones óptimas desempeña un papel crucial en la preservación del valor del instrumento a lo largo del tiempo.

Es fundamental que el instrumento permanezca cerrado cuando esté en desuso, con el fin de prevenir la acumulación de polvo y demás partículas sobre la tabla armónica; sin embargo, no se lo debe mantener de este modo durante un largo período, sino que debe ser abierto ocasionalmente para que la luz del día no permita que las teclas adquieran un color amarillento.

Los cuidados del piano

La humedad prolongada causará que la seca madera de palisandro se hinche, que los poros se cierren o se hagan más estrechos y que de este modo, debido a una gran presión el barniz salga de ellos, por lo cual el piano necesitará volver a ser pulido y barnizado. Además la humedad puede hinchar y levantar las fibras de la tabla armónica, formando así pequeñas “arrugas”. Todo esto ocurre principalmente durante el verano, y los mejores pianos, hechos con maderas más secas, son generalmente los más afectados por la humedad, pues la absorben más rápidamente. El frío excesivo es apenas menos dañino que el calor extremo. Los pianos no deben estar ubicados demasiado cerca de cualquier fuente de calor abundante, como por ejemplo una estufa, o el calor de un horno, mucho menos cerca del fuego directo de las chimeneas.

Condiciones ambientales recomendadas

La madera es un material natural y vivo, y como tal experimenta continuos cambios al interactuar con el ambiente que la rodea. Puesto que el piano está compuesto principalmente de madera, conviene colocarlo en habitaciones en las que la temperatura y la humedad relativa del aire estén controladas y no experimenten variaciones bruscas. La humedad relativa alrededor de su piano no debería descender del 30% ni superar el 70%. Si la humedad relativa es demasiado baja, como ocurre durante el invierno en las habitaciones cerradas a causa de las instalaciones de calefacción, esta puede aumentarse por medio de los normales sistemas de humidificación que se pueden encontrar con facilidad en el mercado. En cualquier caso, no se debe dejar nunca el piano en una habitación demasiado seca!

Nos recomiendamos colocar el piano lejos de paredes exteriores y ventanas, que sufren en mayor medida los efectos de los cambios bruscos de la temperatura exterior. Además, conviene evitar que los rayos del sol incidan directamente sobre las superficies del piano, creando concentraciones de calor y una subida localizada de la temperatura, con los consiguientes peligros de tensiones y posibles agrietamientos de la pintura o de la madera.

Unas cuantas reglas simples e ideas que todo el mundo puede aplicar y que ayudará en gran medida a mantener el buen estado de Su Piano

Se trata de un instrumento que requiere muchos cuidados y que es muy sensible a corrientes de aire, cambios de temperatura y humedad. Cuidado con los productos de limpieza agresivos, pueden dañar irremediablemente barnices y lacas. Un simple paño húmedo es lo mejor, y para quitar el polvo una gamuza de microfibra.

La afinación regular del piano es fundamental, y deberíamos hacerla al menos dos veces al año, una en invierno y otra en verano, pero tampoco hay que olvidar la importancia de la regulación, que deberíamos hacerla integral cada tres o cuatro años. Siguiendo estos simples consejos conseguiríamos que nuestro piano nos dure muchos años y que esté siempre en buen estado, que si me permiten el comentario, es dinero muy bien gastado y una gran satisfacción para el pianista.

Consejos para los meses de verano

La combinación, calor, sequedad y bruscos cambios de temperatura y humedad relativa del aire pueden ser muy perjudiciales para el piano, sobre todo en lo que respecta a la afinación. Los pianos que están ubicados en una habitación donde hay un aire acondicionado fuerte, se pueden afinar un día y al día siguiente estar totalmente desafinados! Los cambios de temperatura y sobre todo de humedad relativa del aire pueden ser brutales, y se puede pasar de 20 grados (cuando está el aire funcionando) a 40 grados de temperatura en el espacio de unos pocos minutos. Pero el problema no es tanto el cambio brusco de temperatura como la notable diferencia de humedad relativa. El aire acondicionado seca muchísimo el ambiente y si el piano está ubicado en una zona donde la humedad relativa del aire sea alta, las diferencias pueden ser muy grandes y pasar de un ambiente muy seco que podría llegar hasta del 30% (aire acondicionado funcionando) a un grado de humedad muy alto en el espacio de minutos (aire acondicionado apagado), y eso amigos es letal para el piano. Lejos de corrientes de aire, estufas y radiadores de calor, en un lugar donde no hayan grandes cambios de temperatura y sin que le de la luz del Sol de forma directa. También hay que tener en cuenta el grado de humedad, que debería estar entre 40 y 60. Una buena idea sería usar un higrómetro.

Regulación de la mecánica

El teclado y la mecánica del piano están sujetos a pequeñas variaciones de ajuste. Esto causa alteraciones en la respuesta del teclado. Una mecánica y un teclado bien regulados son esenciales para la fiabilidad de la ejecución.

Aunque hay muy pocas personas que se aventuran a limpiar el piano por dentro, en realidad no es tarea muy complicada y prácticamente cualquiera podría hacerlo.

Un piano no es solamente un mero objeto decorativo, es algo vivo que respira por los poros de la madera de la que está hecho. Es delicado y exigente al mismo tiempo, no soporta ni el mal trato ni el olvido. Tiene sus días buenos y malos, y puede sonar estridente o dulce, según le plazca. Como cualquier ser vivo necesita sobre todo cariño y atenciones, si se lo damos, nos lo devolverá con creces, agradecido y dócil.

La última actualización fue el: noviembre 28, 2019 7:01 pm
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Restablecer la contraseña
Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar
0